Palabras desde abajo

Pachamama

28/03/15

Cuando las palabras salen de abajo y no de arriba…

escuchamos la vagina y no los grandes argumentos.

El corazón de abajo no se hace pendejo

se hace presente con puño y excremento;

a-coge con pies y sudores

enferma o sana según relaciones,

vomita en sueños

grita en dolores

siente contento

La mente de arriba manipula todo el cuerpo.

quiere mandar y controlar desde las alturas más finas.

Busca ser siempre la última palabra

aspira a la omnipresencia

reprime emociones

habla callada

lo sabe todo

mira oprimiendo;

olvida comer y descansar

vive la militancia sin parar

es vacío intelectual

se niega a cambiar

no reconoce la sabiduría menstrual.

Pero

escucha la luna

nos está llamando

hagamos ceremonia

para ir sanando,

que somos una nomás

corazón de arriba

y mente de abajo.

(abuelita de batman a vuelo de pájaro!)

Gritar de amor

AUDIO A CARGO DEL MITOTE RADIO Y ARTESANO AUDIOVISUAL

28062015

voces dignas gritando verdades / causas hermanas uniendo sociedades

voces dignas gritando verdades / causas hermanas uniendo sociedades

GRITAR DE AMOR

Gritas de amortumblr_mhx27vlxN71ryzxrfo1_1280

más allá del colchón

en el huerto

en la plaza

en el sillón

Grito desde el fondo de la cama

susurras amor frente a la ventana

egon s schiele wiki

hoy/ayer

son/río

¿piensas en mí?

¿te sorprendo todavía?

images

Gritamos

ayer gritamos

gritamos juntas y juntos y juntes y juntoas

GRITAMOSLibertad-1

GRITAMOS DE AMOR

Y SEGUIREMOS GRITANDO

pablo-amaringo-pinturas-52

por el mundo que nos falta

por las manos llenas

de poesía

de sudor

de encanto

8 de julio 2015

I

2015

Después de tres años

siguen saliendo lágrimas con tinta de desahogo

palabras húmedas que sanan

ganas de saber por dónde caminar

 

II

 

8 de julio

15 de febrero

2012

2011

novios eternos

compañerxs etéreos

tercos amantes en vuelo

 

hubiera querido escribir sus historias

sindicatos

magisterios

consultas

terapias

misterio

 

nunca detrás del dinero

siempre al servicio del pueblo

profesora y médico

madres

padres

amigxs

maestrxs

 

Ahora me hablan en los silencios

me cuidan cuando duermo

viajamos en los sueños

 

-¿Y ahora qué papá?

-“Toca a la sociedad civil organizarse”

dijiste en el hospital en 2012

-“Ya me voy a caminar en paz”

te despediste contenta esa última vez

 

Dabas amor

buscabas libertades

gaviota infinita

suspiro en la montaña

siempre seré tu niño

siempre serás mi madre

 

¿Pero por qué no me dijeron?

¿por qué nunca me hablaron?

de cuando formaron partidos

cuando creyeron que unidos

por el camino libre

se haría la revolución

 

¿Por qué nunca me contaron

que el camino es para abajo

que la muerte no es en vano

cuando somos semilla

cuando vivimos luchando?

 

Al final llego al mismo punto

hija de tigre pintito

encuentro pistas en libros

fotografías en blanco y negro

escribo y ardo con el pueblo

les veo en las manos hermanas

que preguntan cómo sanar

o en las palabras de la doña

que dice maestra cesi

no te vayas

aquí te piensan

haz tu chacra

manda saludos

huérfanas somos

haz lo que sientas

 

seguro nunca

renegaré sus pasos

olvidaré los abrazos

aquí les siento

les veo sonriendo

nunca dejen de escucharme

 

III

 

Hoy duele el tiempo perdido

¿dónde están sus amigxs?

No me alcanza la esperanza

de saberles conmigo

en este frío de hotel

lloro su ausencia

otra vez

duele saber que sabían

letras

cartas

todavía

Pero más duele

no tener su risa

consejos

bromas

experiencias

miradas

lágrimas

escondidas

 

abuelo te extrañan tus nietos

abuela abraza a tus nietas

 

IV

 llévate la muerte

2014

llegaste en bata al hospital

“dijiste no te preocupes, acá le vamos a cuidar”

eras más joven, fue bueno verte

Pero papá,

no te olvides,

llévate la muerte al salir

llé-va´te´la-ya!

llévate la muerte!

que acá nos sobran razones

pa levantar la frente

para inventar el mundo

para reír profundo

y comenzar a vivir!

 

 

 

 

 

viaje a cusco

abuela tinturas

27 junio 2015 – aeropuerto

buscando mi sitio

Segura de que aquí no pertenezco me vienen flashazos de otro tiempo. Camino y camino por el aeropuerto sin animarme a sentar el culo bajo esas luces de hospital o en aquellas sillitas de universidad privada. Busco y busco sin lograr decidir si comprar, gritar o ponerme a llorar. Compro un yogurt natural para calmar la ansiedad. Caro como la mierda más fina, la experiencia starbucks me ha de salvar. Casi un manjar, calmo la gastritis aduanera y me logro sentar. Otra publicidad con precios obscenos sobre las caritas resecas del folklor de los pueblos. Chicha morada natural lista para tomar. Mr. Pretzel, Mc donalds, Papajhons, no puedo respirar. Los vecinos me miran con susto, “Esa chica tiene cuaderno y pluma en lugar de comunicación satelital. Digital. Universal. Sin chatear, facebukear, watsapear”. Aar!rr! En la mesa de enfrente una cholita boliviana con sombrero y falda tradicional, ¿podríamos reconocerla sin su traje?, mírala, tantos años de ser intercultural. Nosotrxs queriendo proponer educación, salud, gobierno, vida intercultural, cuando los pueblos hace 500 años por lo menos que han aprendido a vivir así, resistiendo; viajando en avión con gallina y maíz en la maleta. Chicha morada 1000% Natural. Quiero el maíz tostado de mamá Bartola para desayunar! Choque-choque-choque cultural!

Sé que hablo de más, sé que juzgo sin mirar, no puedo respirar. “Do you want to talk? Cause i am felling your thoughts in my mouth”.

Este lugar es terrible, siento el vacío rodearme las entrañas fétidas y falsas. Tambaleo, sudo, quiero vomitar. ¿Dígame mister, será que mirando una pantallita todo se pasa mejor?

Hospital, escuela, iglesia, institución. Casa cerrada, aeropuerto, universidad, todos me saben igual. Hueco digital. Chicha morada 1000% natural. Producto Peruano listo para tomar.

Ahora sí, huelo poesía y eso me salva. Abro este librito que encontré por 10 soles y vuelvo a respirar. Busco de nuevo entre sus páginas nuevas, leo fijamente con reniego, nada encuentro, pero el milagro ya pasó, no fueron las letras sino la pasión de las coincidencias.

“No te importe saber

a dónde vamos.

No lo sepas.

No busques destino

a este viaje”

No maquile razones

déjese llevar suavecito

déjese querer por el camino

que nace

dentro de sus corazones

de humo

“Yo sé y tu también

que este inmenso trajinar

no salvará jamás al hormiguero

que se cae, que se cae”

Me muero.


29 junio 2015

 mate de coca

No es difícil querer salir de este mundo perfecto

que se habla en inglés

que vive al revés

que importa el dinero

y el cómo te ves

Sal en la foto

cheka tu correo

compra boleto

reserva tu cama

y de una vez,

tu funeral

mate de coca

hazme entender

quema mi boca

sosteneme al caer.


unnamed (1)

30 junio 2015

 ya llegué

sigo caminando aunque poco poco

errando

de repente pum

casi sin suceder sucede

el sitio de encuentro ha hecho su parte

atrayéndome sutil y constante

-¿qué te dice tu corazón vejez?

(escucho)

-Suspiro con acento “ya llegué”

Tomando cacao puro

entre turis y ñañas

recordando las dos gallinas

reímos y ya

qué más querés

querías un lugar y ya lo tenés

el corazón de los pueblos

latiendo en mi pecho

los cariños de la pachamama

fluyendo dentro

“Vamos a la fiesta del sol

ahí donde ocurren las bifurcaciones y los encuentros

hay que pedir permiso para cambiar de camino

hoy se encuentran el sol y la luna

los países y los pueblos

en una danza circular alegre y hermosa

somos hijos del mismo tejido cósmico”

dice el tayta

alegría de estar juntxs en espacio y tiempo nuevos

juntxs en un sitio de aquellxs

piedras, baños, péndulos, energías

esto no es todos los días

-¿por qué no?

-¿a qué le tienes miedo?

Lxs incas nos siguen guiando

¿sabremos escuchar su paso de caracol?

Gracias por el maíz y la frutillada

adios


2 julio 2015

(fotografía en chacán a falta de cámara)

hoy este frío que tose de amor no duele

retoña en las faldas de nieve

hilos le besan los labios partidos de alpaca

le queman las mejillas entre mantonas de sol

la helada nos adelanta en las mañanas de mate de haba

las manos resecas lavando los platos

alimentando el ganado

las gallinas

el cuy

atajando pacientes las señoras ovejas desobedientes

sigan así

valientes

el gato bajo mis pies

cambiando los recuerdos por sopa de quinua  y sapallo con papas

¿y ahora cómo me voy de aquí?

Tengo los pies cansados de despedidas

el corazón se endurece para poder seguir

¡compañera mexicana,

el carro va a partir!


ofrecimiento a la pachamama

3 julio 2015

 papiño no me jodas

el frío no tiene dueño

pero en mi brazo se ha metido

no cede a las cobijas

se aferra a mis adentros

busca refugio

oscuro

dentro

Terco calor le dice que en este cuerpo no hay infierno

Haz de salir con este mate

guantes

gorro

cobijas

mentol

agua caliente

sangre

alcohol

Haz de correr al cerro

donde no hagas daño

donde no muerdas los sueños

donde no hieles los campos

donde no jodas

“papiño no me jodas” -decimos al gato para que nos escuche el frío

tengo la boca quemada y no te has ido

casi nos mata la helada

y no te has ido!

Quisiera no respirar para que no duelas

dejar de mirar para que duermas

¿por qué no te calientas?

papiño no me jodas

contestando el examen

14-06-2015

Hoy desperté cantando, “ya agarraste por tu cuenta las parrandaaaaaaaas”, ajuuua!.. Hace 3 meses que tomamos la purga ayawasca aquí en la selva peruana y desde entonces algunas veces tengo sueños sanadores, clarificantes, lúcidos, fríos e incomprensibles. Ése de anoche fue uno de ellos, borrachos y borracheras interminables, amanezco casi cruda y cantando frases agurdientosas “ya no se si maldecirte o por ti penar…..paloma negra, paloma negraaa…”, ¿será que los dolores de México andan penando por el aire?, ¿será que la ayawasca sigue purgando memorias etílicas?… quizás, quizás, quizás…

tumblr_nn9wjjdN2g1u11pnlo9_400

Otra noche desperté alegre y apurada, todavía a oscuras, con la sensación de “tengo que ir a la escuela, se me hace tarde”. Esa mañana fuimos a una comunidad a grabar el trabajo comunal de construcción de una casa tradicional, con maderas, hojas y sogas del monte y con las manos de todos y todas, le dicen “choba choba” y significa mano con mano, pelo con pelo, ayuda mutua, trabajo colectivo; de  esa manera se construye, se cultiva, se ayuda, se vive bien. Desde mayo estamos yendo a los choba choba de diferentes comunidades, muchas andanzas, hartos aprendizajes. Otro día despierto con el recuerdo casi intacto de un sueño muy claro: tengo que estudiar medicina, tengo mucho que aprender sobre el cuerpo, pero no será un poco tarde para ir a la universidad, me pregunto y río sola. Ayer, como casi cada mañana, me dice eloiko “que soñaste, yo estaba caminando sin rumbo y derepente estaba entre tiroteos y asaltos, al final decidimos hacer un pueblo en un supermercado ocupado”. “Bueno yo tenía que contestar un examen sobre el tiempo que he pasado con los pueblos, enfrente de mucha gente tenía que resumir los aprendizajes más importantes de los últimos 5 años”, le contesto. Reímos. Me quedo pensando en el sueño y decido sentarme a escribir esto, quizás con las ganas de contestar el examen por lo menos de los últimos 5 meses, a ver cómo me califican, ojalá pueda transmitir algo de lo mucho que hemos aprendido estos días y noches de selva comunitaria.

Como dijeron los zapatistas: salud, alimentación y educación son los tres ejes de nuestra autonomía. Acá en la selva quechua le dicen, “sembrar para comer”, o “nuestra chacra (terreno donde se siembra) es nuestro mercado”, casi todo lo siembran o lo encuentran en el monte. Frijol, maíz, calabaza, arroz, tomate, papas, ají (chile), maní (cacahuate), palta (aguacate), frutas, yuca, cocos, papaya, plátano… son la base de la alimentación de los pueblos, todo va “de la chacra a la olla”. Aunque, influenciados por la escuela, la tv y la modernidad, algunos ya no quieren sembrar arroz, o solamente quieren sembrar café y cacao para vender, y comen mucho pan o pollo de granja, hay abuelas que todavía hacen su jabón con manteca de chancho, hombres que van a traer carne de monte, mujeres que tienen a sus bebés en casa, niños que cuidan los pollos, niñas que aprenden de las abuelas, abuelos que cargan leña, abuelas que hacen hilo de la planta del algodón, mamás que hacen platos de barro, papás que van a traer suri (gusanos) o armadillo para desayunar… hay muchas familias y comunidades que conservan sus capacidades autónomas de vida buena.

le ptit dej

Le dicen “educación comunitaria” a la que se hace en los espacios de la casa y la comunidad, se sabe que es importante y se cuida estrictamente sobre todo por los padres y madres campesinas que saben que sus hijos e hijas seguirán cuidando la tierra y las costumbres que han ido heredando de lxs ancestrxs. A los niños se les enseña a cargar, montear, construir, pescar, cultivar y conocer las purgas. A las niñas a cocinar, tejer, hacer platos y tinajas de barro, cuidar los bebes, criar las plantas caseras y sembrar. Se crece aprendiendo de mamás, papás, abuelas y abuelos según sea el género. A ambos se les enseña que sus actividades son complementarias e interdependientes. Las mujeres saben exigir carne de monte y los hombres saben pedir chicha (bebida tradicional hecha por las mujeres a base de maíz fermentado que no puede faltar en el choba choba y en cualquier fiesta o reunión comunal), hacen con cariño y orgullo lo que les toca y exigen del otro lo que debe aportar. También he escuchado de mujeres que saben ir al monte, me dicen que “si quieren ir pueden ir”, igual que del cigarro mapacho que casi más fuman los hombres, “las mujeres también tenemos boca y podemos fumarle”, me dijo una vez una mujer. Se aprende en la casa, la chacra, el monte, el agua, las plantas, las actividades comunales… caminando, cocinando, conversando, haciendo choba choba, cultivando, siendo autoridad.. pero sobre todo se aprende riendo. La alegría es característica de las actividades comunales, no recuerdo una vez que hayamos estado en grupo donde no estuvimos riendo. Muchas bromas tienen connotaciones sexuales que se hacen en doble sentido o en un tono sarcástico. Por ejemplo, un hombre le dice a una mujer en frente de todxs “que rica chicha” y ella le contesta “¿idem pisho?” (¿igual que vagina?) y todxs ríen. Muchas veces no entendemos porque se habla en quechua, pero se siente la picardía en las miradas y risas compartidas. Se aprende que la vida es “kushi kushi” (alegría) cuando se vive en comunidad.

Aprendemos también que “la chacra es la farmacia y las plantas son curanderas”, siguen vivos los saberes de la naturaleza. Mayormente las abuelas crían las plantas y dicen que son ellas las que curan, “mejor que hospital, nosotras nunca hemos ido a la posta (casa de salud del Estado), hemos tenido nuestros hijos en la casa, hemos sanado de todo en nuestra chacra”. Hay muchísimas plantas caseras y purgas fuertes que tienen propiedades medicinales, “falta quien toma”, dicen algunos riendo. A pesar de las presiones del Estado y el Mercado para amedrentar su autonomía, siguen vivas estas plantas doctoras que saben curar desde una gripa hasta un parto. Se sabe cuándo y cómo tomarlas, se sabe que hay que transmitir el conocimiento, se sabe invitarlas y se sabe también que hay que dietarlas. La dieta es generalmente un tiempo después de tomar las plantas donde no se comen irritantes, manteca, dulce, y no se hace sexo ni se toma alcohol, cada planta tiene sus indicaciones precisas, “la dieta nos cura”, dicen. Son más bien las purgas fuertes (como la ayawasca) las que tienen una dieta más estricta, se sabe que el cuerpo necesita purgarse y cuidarse constantemente. Y es que el cuerpo es la herramienta más importante del trabajo diario. Las purgas se toman generalmente para fortalecer y curar el cuerpo de todo, para darle calor y darle ánimo, para que pueda “caminar  como el viento”. Vienen desde lejos a tomar las purgas doctoras y dicen que están curando cáncer, epilpesia, diabetes, anemia, reumatismo.. “de todo curan estas malditas” dice un abuelo curandero. Localmente se toman desde siempre para levantar el cuerpo, para ir a cazar, para curar enfermedades fuertes y “para sacar toda la cochinada y hacernos monte”, dicen, “para no olvidar que somos naturaleza”, diría Don Grimaldo.

Alimentación, educación y salud son también los tres pilares de la autonomía quechua. Aunque habría que agregar uno más. “Pani (hermana) cesilia, ¿te has acostumbrado aquí, te gusta?, me pregunta don Braulio, “sí claro, nos gusta porque aprendemos mucho, porque se vive bonito, feliz, alegre, porque se come de la chacra, porque no necesitamos ir al mercado, porque podemos ir al monte, porque hacemos la radio, porque blablabla…  “No pani, de aquí no te has ido porque aquí te damos Cariño”, me dice sonriendo sabiamente. Reímos. Es verdad. Creo que si tuviera que contestar el examen sobre lo que he aprendido de los pueblos, ésa sería una de las palabras clave: Cariño.

unnamed

El mismo cariño que siento por México y que me hace despertar cantando paloma negra, ése que me duele cada vez que veo los medios y me sueño entre borracheras. Aquí también me dueles tus muertes México lindo, a veces me siento en tu selva de ceiba, otras camino tus calles despiertas, de noche abrazo tus manos contentas; ésas que gritan y bailan, ésas que ninguna muerte calla,  ésas que han aprendido que arriba todo es veneno, ésas que no saben olvidar lo que es bueno. De noche cariño tus corazones dignos que saben que ningún esfuerzo es inútil cuando se quiere construir otro planeta; aunque sea en el peor momento, aunque sea donde nos lleve el viento. Amo tus esfuerzos colectivos, amo amigxs y familia que no olvido. Amo esas luciérnagas que van canto del río, encendiendo la noche más densa, alumbrando conciencias desiertas. Amo, perdono y no olvido.