La gata corazón de estrellas

alebrije-gato-de-repisa-chico-3738-MLM51298537_6668-O

Había una vez, en el mundo de aquí a la vuelta, una gata que se despertó un día sin poder ronronear, así nomás.

Muy asustada se preguntó: “ Miiaauu…  ¿por qué me pasa eso? Siempre ronroneo al despertarme. ¿y hoy.. mmmiau.. qué cosas me hacen ronronear?  Mmmm… ¿¡MIAOU?! ” La gatita se dio cuenta que además de no poder gozar del ronroneo que le daba paz y tranquilidad, no se lograba acordar de las cosas que la hacían ronronear de felicidad. Así que fue a preguntarle a su hermano, “¿Miiauu.. hermanito, a ti que te hace ronronear?”  “Miaau, pues a mí, lo que me hace muy feliz es la Playcatstation 3, MIAAAAUUUU…”   Y al pensar en su consola de juego de video el gatito empezó a ronronear….rrrrrrr  rrrrrr… La gatita quiso probar de jugar y estuvo cazando ratones virtuales varias horas hasta que asi muere de aburrimiento,  “mmmiau, esto no tiene nada que ver con lo divertido”, dijo muy enojada.

Así estuvo un largo tiempo, fue preguntando y probando lograr ronronear sin tener ningún éxito: Siguiendo los consejos de su tía la más gorda comió y comió hasta lograr vomitar.. siguiendo otro consejo se compró todas las bolas de estambre que encontró y al final ni sabía con cuál jugar.. de acuerdo a su prima caty vio todos los episodios de “Harri-gato en la escuela de los gatos magos” hasta que todos sus sueños eran iguales y le pareció haber perdido su imaginación para siempre. Y así siguió y siguió probando cosas distintas sin lograr ronronear, por momentos sintió empujones de alegría, pero nunca logró llenar el vacío profundo que sentía en su corazón ronroneador.

“Miiaauuau, siempre que algo parece gustarme después de un tiempo me aburre o se acaba y no logro ronronear de felicidad. ¡Nada de lo que he hecho me ha dado un ronroneo verdadero!”

Y así llegó con su abuela, casi desanimada le contó lo que le estaba pasando. Ella muy amorosa le dijo:
“Mi nieta querida, el ronroneo profundo es un regalo de la naturaleza, no es cualquier cosa. Cada gata y gato tienen que encontrar su razón de ronronear. Cuando yo tenía tu edad me pasó lo miso, y también busqué por cualquier lado la forma de encontrar la felicidad del Rrrrr rrrr, hasta que mi abuela me contó este cuento que se ha transmitido de generación en generación, desde nuestras más felinas ancestras:
Cuentan que cuando las estrellas llenaron el cielo por primera vez, se dieron cuenta que no podían quedarse quietas y separadas así nomás en la oscuridad, porque una estrella quería visitar a otra que vivía en el fondo del cielo, y otra quería ir a pasear a otro cielo y otra quería viajar por todo el universo y otra sentía mucha atracción por su vecina brillante. Así que muy pronto todo se volvió caos y las estrellas chocaban entre ellas todo el tiempo, formando explosiones y hoyos negros por todas partes. Entonces decidieron hacer la primera reunión intergaláctica de estrellas hermanas, para ver cómo iban a arreglar ese asunto y lograr que cada una pudiera moverse en armonía con las otras. Después de pasar infinidad de noches platicando y bailando (porque  cuando en cuando había que sacudir sus cuerpecitos tintineantes), decidieron crear juntas la primera constelación de estrellas y la llamaron: Gata corazón de estrellas. Esta constelación felina empezó a ronronear desde que nació de la palabra y la organización colectiva y nunca paró de ronronear en el cielo oscuro desde entonces. Ronronea porque es el canto de todas la estrellas juntas, su canto es música infinita y con ella bailan contentas todas las estrellas del universo.“

“Miiaauuuuuuuu….. ¡ya entendí abuela! ¡El ronroneo es el canto del universo, lo que está en su corazón brillante! ¡Es el amor! RRRRR Rrrrr Rrrrrrr”. Maulló emocionada la gatita. Y así recuperó su ronroneo, feliz de sentir su corazón llenarse de polvo de estrellas.

Tiempo después, en una profunda noche estrellada,  la gatita fue a visitar a su abuela, pero ella ya no estaba en este mundo. La pequeña comenzó a llorar y llorar hasta que una luz del cielo le hizo levantar la cabeza. Y ahí, en el corazón del universo, vio la cara de su abuelita formada de estrellas, ella le cerró el ojo y le dijo: “Mira tu corazón, el universo siempre ronronea a tu alrededor, cuando tú ronroneas yo estoy ronroneando contigo, estaremos siempre juntas en el amor infinito, todas y todos bailando con las estrellas. Recuerda: la fuerza que guía a las estrellas te guía a ti también”.

-colaboración con doctor gonzo-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s