Pueblo y Agua*

Los pueblos de Oaxaca tenemos una relación fuerte y cercana con la tierra y el agua. Ellas han tejido nuestra identidad.  Nuestros antepasados levantaron sus pueblos cerca de aguajes y ríos. El agua daba vida a las comunidades. Hombres y mujeres danzaban, convivían, se alimentaban y curaban a través de ella. Siempre cuidándola y respetándola como fuente de vida.

En ese tiempo los Aztecas vivían sobre el agua. Ellos para decir “pueblo” decían “altépetl”, que quería decir “cerro y agua que nos hace pueblo”. Los Mixtecos se decían a así mismos “ñuu savi”, “pueblo de lluvia”, sabían que venían del agua y la cuidaban como un tesoro prestado por la naturaleza. En todos los pueblos había un uso comunitario del agua, había muchos derechos pero también muchas obligaciones individuales y colectivas para conservarla limpia y saludable.

Luego todo fue cambiando, las aguas se pusieron negras de verse cada vez más sucias y violentadas. En la época del virreinato los españoles comenzaron a manchar y tirar a nuestra diosa sucia en las calles. La ciudad de México se convirtió en la más contaminada. En el siglo XVII, se estableció que el agua era un bien de la nación y a nivel internacional se empezaron a regular todos los mares. Ella comenzó a perder su carácter sagrado y comunitario. A mediados de 1940 y 1950 se empezaron a construir grandes presas en nuestros pueblos para alimentar a las grandes ciudades y se creó una secretaría de gobierno para manejarla. El agua iniciaría a ser tratada como propiedad del Estado y las empresas; cada vez más alejada de la vida de los pueblos.

Últimamente se empieza a decir que “el agua está en crisis”, que se está acabando y que hasta puede haber guerras por ella. Hay pueblos que están luchando por defenderla, ¡nosotros hasta tenemos que comprarla! Pobre agua, toda llena de desechos, toda privatizada y embotellada, ¿culpable de guerras? ¡culpable de nada! Como quisiera que volviéramos a amarla, a reunirnos a su alrededor, a cuidarla, a compartirla. Como quisiera que tuviéramos memoria, que fuéramos, otra vez, pueblo y agua.

 

 *Narración para folleto de la Unitierra Oaxaca*

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s